Veranos de Boda. Fotografía Creativa con #OtraMirada.

La fotografía de boda, es una parte esencial de mi trabajo todos los veranos. A pesar de que para muchos, los veranos son para descansar, vacaciones, playa y piscina…

Par mí los veranos, son la época de mayor volumen de trabajo. Puesto que nada más terminar las comuniones, nos metemos de lleno con los reportajes de boda.

Y además, el estrés y la responsabilidad que requiere un reportaje de este tipo, que es un valor añadido. Tampoco es tarea fácil, puesto que cada vez son más los que se acercan a nosotros para que contemos con imágenes sus historias de Amor. Lógicamente, y como no podía ser de otra manera, lo paso tan bien realizando este tipo de trabajos, que me encanta mi trabajo.

solmenorphoto bodas
solmenorphoto bodas

Veranos de Boda. La fotografía desde dentro.

Está claro que como ya he venido haciendo en los últimos post, no quiero aburriros con historias. Historias de porqué deberíais contratar mi servicios y no a otro y de porqué yo soy el mejor o similar… Y es que, siendo sinceros, esa moto está ya muy gastada para venderla por nueva.

Hoy quiero introducirme un poco más para contaros mi manera de ver las bodas. Como son los nervios del momento, las prisas, los bloqueos que muchas veces sufrimos… Y sobre todo la creatividad. Que no es algo que nace así de la nada, sino que lleva muchas horas de estudio y trabajo por detrás y que no se ven.

postboda solmenorphoto

En primer lugar, colocar a los novios de una manera perfecta, bonita y llamativa, no tiene misterio. Lo puedo hacer yo y cualquiera. De Teruel o de Sebastopol…

Simplemente necesitas saber un poquito de fotografía y aplicar con conocimiento las distintas reglas. Para que obtengamos una lectura correcta de la imagen y por supuesto, para que el espectador la entienda.

Como digo no hay misterio en eso. Pero para mí, el misterio empieza cuando les dejas un poco a su aire, para que hagan lo que quieran. Para que se sientan cómodos, relajados y puedan ser ellos mismos.

Eso ya me llama más la atención. Un momento espontáneo, una mirada, un gesto… Son prácticamente milésimas de segundo el tiempo en el que transcurren y si no estás atento, dejarás escapar las mejores fotos.

Boda Teruel solmenorphoto

Veranos de boda. La casa de los novios.

Es muy habitual que cuando unos novios contratan un reportaje completo, empieces el día con los preparativos en sus casas. Normalmente las casas suelen ser un cúmulo de emociones, nervios y despistes.

No por nada, sino porque están la familia, luego empiezan a venir los amigos y la cosa se complica. Cuando llegas están todos muy tranquilos, pero conforme va avanzando el tiempo los nervios y las ganas de empezar ya se hacen palpables.

Además muchas veces suele haber retrasos puesto que algo puede complicarse en la peluquería o por cualquier otro preparativo. Que ya hace que todo se retrase más de lo previsto y volvemos a encontrarnos con los famosos nervios.

días de boda

Seguramente estarás pensando:

“Pero si eres un profesional,  tendrías que estar ya más que acostumbrado a este tipo de cosas. Tu deber es mantener la cabeza fría, la sonrisa amplia y poner siempre buena cara”…

Esto es cierto, en teoría. En la práctica no puedes evitar ponerte un poquito nervioso y muchas veces (más de las que me gustaría) tener que improvisar. Si que es cierto que no puedo perder la calma por un retraso… ¡Sólo faltaría! Pero también es cierto que tampoco es algo de lo que haya que preocuparse excesivamente. Sobre todo si es en casa de la novia, porque por todos es sabido, que hasta que la novia no llegue, no empieza la ceremonia.

VERANOS BODA

Como podrás comprobar, me río yo de todo esto de los nervios. Uno ya tiene una experiencia y le han pasado muchas cosas con el transcurso de los años. Así que si hay que improvisar, pues se improvisa. Y si alguien se pone nervioso/a, ya estoy yo para ofrecer la tranquilidad que me da la experiencia en éstos eventos.

Veranos de boda. La “pre-ceremonia”.

O también conocido como, lo que pasa a tu alrededor mientras que llega la novia. Normalmente, el novio suele llegar antes, dado que se prepara mucho más rápido y es costumbre que espere un ratillo.

Esto ayuda a que se dedique a recibir a los invitados, mientras que espera que la novia, haga acto de presencia. Para que después entren juntos con los padrinos hasta el altar.

En este periodo de tiempo he logrado captar a veces, algunas de mis fotografías favoritas. Porque afortunadamente, cada boda es distinta, y no sabes con lo que te vas a encontrar. Así que más vale que estés al loro de lo que ocurre, para que se te pasen instantáneas tan peculiares.

VERANOS BODA

Rollos a parte, estos momentos suelen ser muy divertidos y puedes sacar a relucir momentos. Que luego los novios ni si quiera recuerdan porque no eran conscientes de ello. Y esto hará que los guarden con más cariño.

Veranos de boda. La Ceremonia.

Está claro que en la ceremonia, poco tienes que hacer, salvo que como yo seas un culo de mal asiento. Aquello de estar parado mucho tiempo en una boda, la verdad es que no va conmigo.

A fin de cuentas, estoy ahí para hacer fotos. Y así lo que procuro. Buscando ángulos menos frecuentes, miradas y una variedad de detalles que pasan desapercibidos. Normalmente cuando vas de invitado, lo que menos te fijas es en estas cosas. No por nada, sino porque simplemente estás en eso, invitado. Y seamos sinceros, estas cosas no te afectan… 

VERANOS BODA
veranos boda

Pero a mí me gusta retratar lo que ocurre al rededor de los protagonistas, básicamente porque ellos no lo ven. Y por mi parte, me considero responsable, no sólo de documentar lo que pasa donde los novios, sino también al rededor. En ocasiones podemos encontrarnos con fotografías tremendamente interesantes e inesperadas.

Hay momentos muy emotivos que cualquier pareja querrá recordar para siempre. De hecho, para eso contratan un fotógrafo (o varios),  para que retratemos todos esos momentos. Pero en lugar de quedarnos únicamente con las fotos típicas y aplicar la ley del mínimo esfuerzo, prefiero aprovechar. 

En todos los veranos de boda, se te brinda la oportunidad de exprimir tu creatividad. Como lo hagas ya es responsabilidad tuya, pero si te dedicas a crear el mismo reportaje una y otra vez, serás una mera fotocopiadora. En mi caso, prefiero hacer mis propias fotos, que seguir la misma rutina fotográfica año tras año…

boda jaime y jessi

El final de la ceremonia, es un momento mítico. Y si como yo, tienes la suerte de poder ir acompañado, puedes hacer cosas realmente chulas. En mi caso me gusta vivir la lluvia de arroz desde dentro. Porque para mí gusto, el arroz, para comer en la paella… 😛 

VERANOS DE BODA. EL REPORTAJE DE PAREJA.

Quizá de todos los tipos de reportaje que realizas, este puede ser el más creativo. Aunque bajo mi punto de vista, creativo puedes ser durante cualquier parte del reportaje…

En resumen, el reportaje de pareja se distingue por unas bonitas fotos posadas de los novios con el entorno. En los que los fotógrafos nos dedicamos a colocar a los novios para plasmar nuestro arte sobre ellos.

A mí todo esto, me suena a pastelón que alucinas, y a que no es del todo cierto. Porque por ejemplo conmigo los novios no posan. Básicamente porque quiero fotos naturales, sí que es cierto que los coloco, no lo voy a negar. Uno no se pone así porque sí con esas poses sin que se lo pidan.

Pero aún así, dentro de la medida de lo posible, 
no hay que obsesionarse con las poses y demás. Sino, quizás con el estrés del momento, el corre-corre que se nos va la luz, date prisa que no llegamos al convite… Y cosas por el estilo, pueden hacerte sufrir un pequeño bloqueo creativo.

Lo recomendable es que si no gozas de una memoria de elefante, el día anterior hayas guardado algunos ejemplos de lo que quieres hacer. Eso o dedicarte a buscar en tu tablero que guardas de bodas, en pinterest. Cosa que queda un poco cutre y da a entender que no te has preparado muy bien el evento.

boda solmenorphoto

Aunque a veces, no hacer esto, te puede llevar a repetir otra vez tu catálogo de poses… Y no sé qué es peor, si el remedio o la enfermedad.Pero aún así, dentro de la medida de lo posible, no hay que obsesionarse con las poses y demás. 

Sino, quizás con el estrés del momento, el corre-corre que se nos va la luz, date prisa que no llegamos al convite… Y cosas por el estilo, pueden hacerte sufrir un pequeño bloqueo creativoLo recomendable es que si no gozas de una memoria de elefante, el día anterior hayas guardado algunos ejemplos de lo que quieres hacer. Eso o dedicarte a buscar en tu tablero que guardas de bodas, en pinterest.

Cosa que queda un poco cutre y da a entender que no te has preparado muy bien el evento. Aunque a veces, no hacer esto, te puede llevar a repetir otra vez tu catálogo de poses… Y no sé qué es peor, si el remedio o la enfermedad. 

Aún así, cada uno tiene su estilo. Y es perfectamente libre de hacerlo como quiera y más le guste… En mi caso, me gustan unas fotos naturales y creativas en igual medida, que no pasen de moda. Que las puedas ver dentro de 20 años y sea un recuerdo fiel del día que vivimos.

Hay que ser profesional, pero tampoco hay que pasarse de pueblo. Un poco de humor hace mucho más llevadero este tipo de sesiones y eso se reflejará en las fotografías.

Veranos de Boda. El convite.

 Una vez que llegamos al restaurante, o al lugar donde se va a celebrar el banquete, ya podemos relajarnos un poco. Pero no demasiado, puesto que las sorpresas tanto de los novios, como de los amigos, son momentos en los que conviene estar preparados.

Es muy fácil que algo se escape o que te toque levantarte corriendo para no perderte un momento puntual. También hay que ser consciente de que no puedes mirar a derecha y a izquierda a la vez, así que si vas solo, tendrás que elegir.

Para esto es recomendable que lleves contigo una persona de apoyo. Tal vez encarezca un poco el reportaje, pero estoy seguro que a los novios les merecerá la pena. Pero no puedes llevar al primero que se te ocurra, asegúrate de que tu apoyo es por lo menos tan bueno como tú. O como es mi caso, posiblemente hasta mejor, porque habitualmente ve lo que yo no veo. Es la fortaleza de formar un buen equipo, que le da a tus reportajes un salto importante de calidad, sobre todo de momentos.

En estos momentos, no dejes de lado tu creatividad. Quedarte con las mismas fotos de siempre, es cuanto menos, aburrido. Así que exprime un poco tu lado más creativo y busca los momentos más emocionantes.

veranos boda solmenorphoto

Llegados a éste punto, también podemos aprovechar otros momentos. Como los que hay mientras los invitados entran al salón, para completar el reportaje de pareja.

Es un momento en el que los novios también están un poco más tranquilos, y si te has dejado alguna foto en el tintero, es hora de sacar la artillería. Aprovecha para desarrollar tu creatividad, jugando con la decoración del lugar. Puede ser una buena oportunidad para buscar nuevos puntos de vista, o como a mí me gusta llamarlo, mi #OtraMirada.

Veranos de boda. La fiesta.

La fiesta, el baile, la disco-móvil o como lo quieras llamar. El caso es que en cualquiera de los veranos de boda que se precie, no puede faltar una fiesta. De nuevo se produce una oportunidad estupenda para tomar fotos creativas.
verano bodas solmenorphoto

Por una sencilla razón. Porque ya hemos pasado todo el estrés de la ceremonia y el banquete y ahora es tiempo de que todos se diviertan.

También es cierto, que según el tiempo que pases en ella te puedes encontrar alguno que otro pasado de copas. Y tengas que aguantar “el amigo” de turno que quiere un foto reportaje personal. Para ello te buscará constantemente (sobre todo cuando lleve alguna copilla que otra de más) para dejar constancia de su presencia en la boda.

Es algo más habitual de lo que piensas. Y al final, hasta te hace gracia, después de unos cuantos años, te esperas cualquier cosa. Aún así, siempre con educación, tienes que hacerles saber que estás trabajando, marcando las distancias en la medida de lo posible.

Conclusión.

Ahora ya sabes un poquito más sobre qué ocurren los veranos de boda. Y como lo vivimos los que estamos al otro lado de la cámara. No es que haya descubierto américa, pero tampoco lo pretendía…

Tienes toda la información referente a bodas en nuestro apartado. Que puedes visitar si lo consideras necesario. Y sino, siempre puedes suscribirte y ser de los primeros en tener acceso a contenidos exclusivos, ofertas y promociones.

Nosotros seguiremos trabajando para hacerte llegar, como cada semana, nuestra particular visión de las cosas con #OtraMirada.



— Posted on 16 julio, 2018 at 12:47 pm

Comments (1)

  1. Pingback: Vivir sin conexión. Destripando la adicción a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.