Reportaje documental. Otra forma de vivir la vaquilla con #OtraMirada.

Por todos ya es sabido y conocido mi dedicación al reportaje documental dentro de la fotografía. Seguramente, estarás pensando que es un desperdicio trabajar durante las fiestas de la vaquilla.

Para muchos turolenses, la vaquilla es uno de los momentos más importantes y emocionantes del año. Sobre todo, para los que como yo, llevamos dentro esta festividad y que hemos vivido desde niños. Otros en cambio, optan por aprovechar los días de fiesta para huir del mundanal ruido y tomarse unos días de vacaciones. 

Para mí, como ya viene siendo costumbre, estas fechas son una nueva oportunidad. Para crear un reportaje fotográfico distinto, viviendo el ambiente de una manera distinta. Pero sobre todo, disfrutando porque soy un apasionado de mi trabajo con #OtraMiradaY además no voy a negar que es algo que me encanta.

¿Reportaje Documental, De qué me sirve a mi esto?

Se conoce como fotografía documental a aquella que representa fielmente y congela un fragmento de la realidad. Aunque la fotografía documental puede responder a varias y amplias definiciones. El concepto más extendido y al que nuestro inconsciente está acostumbrado, es el que dice que la foto documental nace con la intención de plasmar la realidad en una imagen fija.

Se considera que la fotografía o reportaje documental, se limita a los seres humanos. Las imágenes de la fotografía documental, incluyen las fotos con mayor carácter emocional y generalmente tratan de experiencias e intereses universales.

Probablemente estés pensando que a tí todo esto te importa un bledo. Y más cuando tienes tu fantástico móvil a mano para hacerte selfies y fotografías en tu máximo apogeo de la fiesta. 

Y no te falta razón. La tecnología móvil avanza a pasos de gigante y para incluir tus fotos de desmadre, y de lo bien que lo estás pasando, no te hace falta un fotógrafo. Pero seguramente hay muchos quienes no piensen igual, porque ya sabes que hay gustos para todo.Todavía más, si hablamos de una peña. Quienes seguramente querrán dar una imagen de diversión, de espectáculo, de fiesta… Pero nunca de desfase. 

Porque no nos engañemos, a nadie más que a tus colegas de las redes sociales,  les interesan tus fotos de desfase. Para el resto de los mortales, preferimos un recuerdo divertido, pero de calidad. 😀 😀 😀 

Está claro que un particular es muy probable que no necesite una foto para el recuerdo, como te digo. Pero sin embargo, me llama la atención de que hay quienes te hacen fotografías para venderlas en papel después y cuando las ves, no dudas en comprarlas. Con lo cual, eso de tener un “retrato de calidad“, puede que no sea una idea tan descabellada.

El desarrollo del reportaje desde dentro.

En los últimos años he tenido la gran suerte de estar contratado como fotógrafo oficial en Ultramarinos Teruel. Una de las peñas vaquilleras con la que he disfrutado y divertido mucho desarrollando mi trabajo.


Hasta el punto de llegar a sentirme como en casa. Pero seguramente estarás pensando, que qué tiene de divertido tener que trabajar en vaquillas… Más aún cuando no disfrutas de la propia festividad en sí. 

Es muy sencillo: ¡Adoro mi trabajo! 

Me divierto enormemente haciendo lo que hago y creando un tipo de reportaje documental original y divertido. Pero además, viviendo la fiesta con igual intensidad, desde dentro pero de un modo distinto. 

¿y no te da miedo que se estropee la cámara?

Sinceramente, como dicen en mi pueblo: “El miedo, para robar”..¿No te da miedo a ti salir a la calle y que te caiga un teja en la cabeza? ¿Qué te paren los testigos de Jehová? ¿O tal vez qué te parta un rayo? ¿Quizá que te atropellen en un paso de cebra? ¿A lo mejor que te resbales en la calle y te partas una pierna? ¿Qué te pille el toro ensogado? ¿O que te echen “algo” en la bebida durante las fiestas?

Seamos realistas, está claro que noA lo que me vengo a referir con ésto es que todos estos miedos, son infundados. De gente que no conoce el oficio de un fotógrafo, independientemente de cual sea el tipo de reportaje que realiza. Porque nos pensamos que la cámara lo es todo, pero la pericia del fotógrafo, para saber donde ponerse también. Estar atento a lo que ocurre a su alrededor, ser consciente de donde está y de tener buen trato con la gente.

Todo esto ayudará a que la gente te respete, y de dejar claro en todo momento, que ellos están de fiesta, pero que tú estás trabajando. Saber marcar las distancias con la gente pasada de copas, te evitará sustos innecesarios muchas veces.

Conclusión.

Como ves al final, no ha sido tan difícil entender que un buen reportaje documental, no tiene porqué estar reñido con la diversión. De todos modos, estas fiestas volveré a estar, como siempre, al pie del cañón. Para hacerte llegar otro año más mi #OtraMirada.

Recuerda que si te ha gustado este post, puedes compartirlo con todos tus amigos en las redes sociales. Además, también puedes suscribirte, para tener acceso a novedades, contenidos exclusivos, ofertas y promociones, únicas e irrepetibles, sólo para nuestros suscriptores.

Volveremos la semana que viene con un nuevo post y si eres o vas a estar en Teruel estos días, sólo me queda decirte: ¡¡Disfruta de la vaquilla!!



— Posted on 4 julio, 2018 at 5:55 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.